miércoles, 23 de noviembre de 2011

HISTORIA DE LA PEÑA SAN JOSE

MENOS DE LO QUE QUERIAMOS.


Si esto fuera un cuento, de esos que cada vez menos se cuentan, comenzaría con la misma cantinela:
Hace mucho tiempo, unos vecinos de un barrio se juntaron para crear una peña. Como debían reunirse en algún lugar, decidieron hacerlo en un bar con el nombre de una montaña japonesa. Así la peña era mas conocida por el nombre del Bar, el Fuji, que por su mismo nombre, pero el tiempo que pasa inexorablemente, vio como el viejo edificio que habitaba el Fuji, era derribado para construir viviendas. Y entonces aquellas gentes que ya casi ni recordaban su historia, se mudaron al Bar Aurelio, al lado de la Asociación de Vecinos del Barrio.
En su nuevo local empezarón a recordar los viejos las anecdotas olvidadas por el devenir de la vida. Los nuevos, como pequeños que escuchan un cuento de su abuelo, se enteraron de que hubo un tiempo que en la ciudad se programarón conciertos en el Pabellón San José de la mano de BOROBIA y vinieron a la ciudad desde BARON ROJO hasta LA ORQUESTA PLATERIA. Tambien la mayor parte de los grupos de la movida madrileña. Incluso un año allá por mitad de los ochenta, el GOM, organizo un concierto en la fiestas del barrio con la participación de HEROES DEL SILENCIO. Pero no solo grandes conciertos también hubo verbenas con la peña el Brabán los sábados, y los estudiantes del instituto hacían sus fiestas para los viajes de fin de curso..., y siempre los Genzores en la barra y Perez en los Tickes

Pero aquello acabo, como acaba todo, hasta el amigo MARIANO deja de dirigir los viajes a LOURDES. Y como olvidar a otro Mariano, Arregui este, jotero campeon de campeones, tantos años acompañandonos en septiembre por esos pueblos de Aragón. El viaje de confraternidad que tantos recuerdos nos trae, y nos permitió descubrir nuestra tierra desde Albarracin a Hecho, de Tarazona a Monzón, y la primera mención a un colaborador excepcional de la Peña a Luis García en Andorra.
Casi todo el tiempo decir Peña San José, era decir ajedrez. Alfredo, Evaristo.... permitieron que primero el club de ajedrez y luego el Open fuera una realidad.

Y cumpliendo un ritual las excursiones, a la playa en verano, cuando autobuses Jimenez era "Zuriaga", quien se acuerda de subir el Azpiru a la vuelta de San Sebastián, ahora ya concluida la autovía de Leizarán. Y siempre Nicolas apuntando también las excursiones a Andorra, o los puentes al Maestrazgo, o Segovia, han cumplido una etapa.
Que tiempos aquellos que para ir al fútbol costaba menos la entrada que el viaje, como aquel partido frente al Barcelona, que confirmo el exito de los viajes acompañando al Real Zaragoza de Fútbol. Luego vendrían las finales de copa y sobre todo el viaje a PARIS. Ese en el que el autobús del presidente de la peña salio a la hora dejando a Antonio en tierra.

Y las reuniones, que ya tampoco son lo que eran en la junta de distrito, con Emilio Comín dos veces presidente de la junta, lo mismo que Alejandro de la Mata.

Y ese sueño que comenzó el amigo Villaplana, de la peña los Aupas, de la federación de Peñas del Real Zaragoza, hoy presidida por nuestro compañero Arnaldo, que ya suma más de cien peñas zaragocistas y sigue creciendo.

Y los viajes de semana santa de Galicia a Cataluña, de Andalucía a Cantabria, dejando recuerdo de nuestra presencia con esa virgen del pilar que entregábamos emocionadamente en cada viaje. Jamás olvidaremos el abrazo con Mejuto González, si el de No me jodas Rafa, en Asturias.

Y sobre todo los compañeros que no están, que quedan en las fotos, en el libro de actas, y cuando nos vemos todos también en nuestro corazón. Pero como canto el poeta, vamos camino de hacer veinte años que cumplimos veinte años y lo mejor esta por venir, aunque algunos de los que hoy estamos ya no estemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario